El abogado de Dios

Dr. J. Paniagua
El Abogado de Dios, no pretende presentar una defensa a la persona de Dios y su naturaleza, sería imposible he irrelevante desde una posición humana, ya que; Dios es autosuficiente y todopoderoso. Solo pretendo en este ensayo hacer un ejercicio apologético de los principios, leyes y verdades proporcionados por el creador en las escrituras bíblicas cuando dice: 1 Pedro 3:15 Reina-Valera 1960 (RVR1960)15 sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estas siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros. Son cientos de miles las opiniones y exprexiones equivocadas que escuchados donde se culpa a Dios sobre hechos y eventos calamitosos que vive en el hombre en los actuales momentos como el caso de la pandemia 2020.

Libros similares