el blog de prl

¿Qué hago con los adverbios?

blog

¿Qué hago con los adverbios?

Índice

La función de los adverbios es complementar, por norma general, a un verbo. Complementar, que no completar. Es decir, si tus oraciones ya gozan de un sentido completo, a veces resulta innecesaria la inclusión de adverbios.

Puedes suprimirlos. Sí. No se va a caer tu texto si lo haces. Los adverbios temporales son muy usados, pero no siempre son necesarios. Se incluyen con la intención de situar al lector. Pero esto puede lograrse con un buen empleo de los tiempos verbales.

Existen matices de tiempo que sí precisan el uso de adverbios, pero de manera general, intenta suprimirlos, para evitar cargar el texto de elementos que solo ensucian la lectura.

En definitiva, todos los elementos que uses han de tener un sentido dentro del texto, y deben buscar siempre la calidad óptima de la obra.

Los adverbios acabados en -mente

Los adverbios acabados en -mente hoy en día están muy devaluados a causa de un uso excesivo de los mismos en momentos previos. No son malos términos, ni es nuestra intención hacer creer esto mismo. Mas, ha de tenerse en cuenta que incluidos de manera sistemática pueden ralentizar la lectura e incluso incomodar al lector.

Claro está que es lícito el uso de estos términos, pero siempre, como autor, has de ser consiciente de lo que supone su uso. Y por ende, emplearlos con un fin determinado, no por rellenar espacios en tus líneas.

Busca siempre la calidadSi necesitas suprimir algo, hazlo.

Deja un comentario

¿publicamos tu libro?

Contáctanos