el blog de prl

Cómo escribir buena poesía

blog

Cómo escribir buena poesía

Índice

La poesía es un género literario que mediante el verso y la prosa expresa sentimientos, ideas, emociones e historias, prestando especial atención a la estética y llevando a cabo una cuidada expresión. Los temas más usados en poesía son el amor, la belleza, la vida y la muerte. ¿Quieres iniciarte en el mundo poético y no sabes cómo hacerlo? Sigue estas claves y te convertirás en un magnífico poeta. 

Pasos para escribir poesía

Lee poesías de otros autores
No hay nada mejor que empaparte de otras poesías para que conozcas mejor este género. La lectura ayuda a que te familiarices con esta peculiar forma de escribir y con ello, vayas definiendo el estilo de tu propia poesía. 

Estudia las reglas de este género
Aunque se trata de un género libre, debes tener en cuenta que existen una serie de parámetros que configuran la forma estética de las poesías. Existen varios tipos de rimas, asonante y consonante, que condicionaran la sonoridad de las palabras. También puedes elegir el número de versos que tendrá tu poesía y el tipo de voz que usarás (primera persona, segunda y tercera, tanto del plural como del singular). También debes conocer la métrica, quizás la parte más técnica de este género, y deberás decidir si usar o no figuras literarias, y en el caso que lo hagas, es importante que selecciones el grado y la cantidad de estas.

Decide dónde vas a escribir
El lugar y el formato en el que escribas condicionarán toda tu obra. Si eres una persona seria y ordenada, quizás el mejor formato sea el editor de texto de tu ordenador. Sin embargo, si tu forma de ser es algo desorganizada y extrovertida, tal vez la mejor opción sea escribir a mano.
El espacio en el que lo hagas también es relevante, un buen sitio puede aumentar tu concentración, de la misma forma que uno malo puede disminuirla. El escritorio de tu habitación, la mesa de la terraza en la que se reflejan los últimos rayos solares e incluso la arena del mar son buenos lugares. Experimenta probando distintos espacios hasta que des con el idóneo.

Configura tu propio estilo
Una vez que hayas leído obras poéticas y conozcas las reglas que condicionan su estructura, es el momento de que empieces a escribir. No podemos sugerirte qué número de versos o qué tipo de figuras retóricas son los adecuados, ya que se trata de decisiones personales. Cada estilo es único y la calidad de lo escrito no se mide en función de la aplicación de determinadas reglas. Sin embargo, si podemos aconsejarte en un aspecto; la originalidad. Debes de innovar y evitar copiar el estilo o el contenido de otro poeta. La originalidad es la clave del éxito. 

Elige el tema de tu poesía 
Como decíamos en la introducción de este post, las obras poéticas suelen tratar (de forma general) sobre el amor, la muerte, la belleza y la vida. Sin embargo, hay otra infinidad de temáticas que puedes utilizar y que harán más variada tu antología de poemas. El momento en el que te encuentres también decidirá la temática de tu obra.

Encontrar la inspiración

“La inspiración es inoportuna, que no te sorprenda desprevenido”, así lo dice la escritora española Alexia Mars; y es que, dar con la inspiración a veces, puede suponer una tarea muy compleja. El eterno debate entre si esta se encuentra dentro o fuera de cada uno sigue estando a la orden del día. Muchos autores intentan dar con la clave y esclarecer el proceso, aunque si bien es cierto que el transcurso personal puede ser completamente distinto.
Los expertos hacen una distinción clave: primero inspiración, luego corrección. Un buen punto de partida es dejar que la creatividad fluya, sin barreras, sin límites. Sentarse a escribir aquello que esté pasando por tu mente, sentimientos y emociones, de tu interior hacia fuera, dejar redactar al niño que llevas dentro, haciendo caso al instinto. Una vez haya salido todo -ya sea en una hora o en una semana- entonces, y solo entonces, comenzará la labor de corrección. Es importante revisar todo lo redactado, cambiar o añadir lo que sea oportuno, desde la perspectiva de la teoría y precisión.

Inspiración externa e interna

No hay un método exacto para descubrir lo que inspira. No obstante, aquel que no vive, aquel que no siente. Una de las máximas de la poesía y de la escritura en general es que es necesario vivir y sentir. Por ello, el factor que determinará la calidad de la redacción se encontrará en lo mucho que la persona que se vuelque y lo plasme en la pieza.

Hay escritores que eligen centrarse en todas sus vivencias para comenzar a escribir: el amor y el desamor, la muerte, la riqueza o pobreza, anécdotas diarias o sucesos globales. Esperan a que la inspiración y creatividad venga en forma de golpe de destino. La otra cara de la moneda pone el foco de atención en el yo, en lo que ocurre en lo más profundo del ser, como la fe, la pasión, el autoconocimiento, las emociones.  

De la manera que sea, cada autor debe encontrar y familiarizarse con el contexto o situaciones que favorezcan su desarrollo lingüístico, comunicativo, afectivo y personal. Algunos necesitan rodearse de injusticias sociales, otros encerrarse en una habitación; otros en la naturaleza y otros en conversaciones. Para ello no hay tiempo o lugar exacto, es positivo y conveniente no dejar de buscar nunca y tener la mente abierta.

Consejos para escribir poesía

Empatía, corazón y razón, combinación explosiva para escribir poesía. El objetivo principal de este estilo literario no es solo plasmar tu mente, sino hacer que haya gente que se identifique con lo escrito. Es fundamental la capacidad de remover sentimientos, de levantar pasiones y de que el lector viva la poesía como una experiencia enriquecedora. La originalidad y singularidad en los poemas puede ser el elemento diferenciador de una pieza que logre conmover al público potencial.

En la misma línea, los profesionales insisten en darle varias vueltas a las primeras ideas: la re-escritura es igual o más importante que la escritura en sí. Una vez que hayas escrito tus poesías, te aconsejamos que las dejes reposar unos días. Cuando estos hayan pasado, échale otro vistazo. Corrige las posibles faltas ortográficas y gramaticales y modifica las expresiones, formas, rimas… que veas conveniente. Deshacerse de tópicos o de antiguas fórmulas de escritura es siempre efectivo. ¡Importante! No te obsesiones con los cambios, a veces, no somos conscientes de nuestra calidad literaria y desechamos buenas obras. Puedes enseñar a tu familia y amigos el borrador de tu obra para que te aporten una perspectiva distinta a la tuya.

Por último, y siguiendo con lo anterior, la auto exigencia y la búsqueda de la perfección logrará piezas únicas y bien elaboradas. Lo esencial es nunca dejar de intentar y querer mejorar, y buscar ser siempre la mejor versión posible de uno mismo.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la poesía?
Género literario con exquisita calidad estética y expresiva. Puede aparecer en verso o en prosa.

¿Cuáles son los pasos para escribir poesía?
Leer otras poesías, estudiar sus reglas, decidir el lugar en el que escribir, configurar el estilo personal, elegir el tema y corregir el texto.¿Qué consejos hay para escribir buena poesía?
A parte de la pasión, los factores claves son la conexión con el lector, la re-escritura y la exigencia personal.

¿Cómo encuentro la inspiración?
No hay un proceso exacto, aunque sí algo conveniente: no dejar de vivir y sentir. 

¿Qué consejos hay para escribir buena poesía?
A parte de la pasión, los factores claves son la conexión con el lector, la re-escritura y la exigencia personal.

¿Cómo publicar mi libro de poesía?
Si estás pensando en publicar tu libro de poesías, no dudes en contactar con Punto Rojo Libros. Te asesoraremos y te ofreceremos las mejores tarifas y servicios para que consigas realizar tu sueño.

Deja un comentario

¿publicamos tu libro?

Contáctanos