Alado Ser

Santiago Pablo Romero
…Y es que Santiago Pablo Romero, poeta al fin, consigue hacer que ese temblor suyo se haga nuestro, que esa visión casi enajenada que lo consume, esa inocencia, esa credulidad sin límites del amor, se asome a nuestros sentidos y nos haga ver.
Pídeme regadíos en el desierto
Uvas entre los dedos, y miel en los labios
Y seré abeja que poliniza tus estameñas
Militaré en la ringlera de bastiones rendidos
Para saberte amo de mi locura perturbada
Calabobos me atraviesan al verte llegar
Portador de la clave translúcida
Arribando el cernícalo al crujido nocturno
Vuelo de honor a tanta pompa y festejo
Me capturaste en mis lirios florecidos
Te entregué el elixir cándido de mi inocencia. (Manuel Moya)

Disponible en papel

Comprar libro en Amazon

Disponible en digital

Comprar libro en AmazonComprar libro en El Corte InglésComprar libro en FNACComprar libro en Casa Del Libro

Libros similares