el blog de prl

Las transiciones de los párrafos

blog

Las transiciones de los párrafos

Índice

Estar en el cine viendo una película y notar cada pocos minutos y cambio brusco de plano o escena te cansaría la vista, y probablemente abandonarías la sala, o te dormirías. Lo mismo pasa con los textos. Los cambios de escena, los cambios de párrafos o líneas han de presentarse con suavidad. Transiciones tan sutiles que pasen desapercibidas.

Conociendo diferentes técnicas para hacer transiciones sencillas es fácil lograr que el lector no despegue la vista del texto. Aquí te presentamos algunas de las técnicas más usadas y sencillas.

  1. Pregunta-respuesta. Cerrar un párrafo con una pregunta que se responde en al inicio del siguiente. Esto mantiene la tensión, la duda, y con ello la atención.
  2. Palabras llave. Repetir una misma palabra, considerada clave, al final de un párrafo y al inicio del siguiente. Es un elemento de gancho, sin caer en redundancias.
  3. Uso de conectores. Es una técnica usada para hilar párrafos que presentan diferentes ideas, no es la más óptima, pero evita los cortes abruptos. Hay que ser cuidadosos con el uso de conectores, y no introducirlos por inercia cuando no se requieren.
  4. Ideas-efecto. Es la última técnica, y la más compleja. Consiste en la conexión de la idea principal de una línea con la idea principal de la siguiente. Se producen conexiones mentales entre las ideas, dando por hecho elementos que no aparecen explícitamente. El ser humano intenta siempre dotar de sentido lo que ve, oye, o lee. La ausencia de sentido queda fuera de las convicciones humanas, por miedo o por expectativas. Esta búsqueda de sentido es lo que dota de utilidad a esta herramienta.

Además de estos recursos, no olvides que un elemento importante es la estructura externa del texto. Si este está presentado en párrafos divididos, y de manera clara, no solo resultará más atractivo, sino que se percibirá como más entendible.

Recuerda que estas herramientas están orientadas a ayudarte a crear un texto ágil y dinámico, y has de usarlas con sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿publicamos tu libro?

Contáctanos