el blog de prl

Cómo introducir negaciones en mi libro

blog

Cómo introducir negaciones en mi libro

Índice

Hay teorías que sostienen que un gran número de problemas podría ser evitado si no se usaran frases negativas. La Neurolingüística sostiene que para el cerebro humano es más fácil el entendimiento de las frases en afirmativo. De esta manera, las frases positivas conllevarían la consecución de mejores resultados.

Pero, ¿podemos suprimir totalmente las frases negativas? Se podría, pero hay veces en que son necesarias, porque arrojan matices, detalles de contexto. Pero no siempre. Hay ocasiones que, por oposición, tan solo convierten a la oración en un callejón sin salida.

Cuándo suprimir las negaciones

Cuando hay dos negaciones seguidas, o cuando hay un verbo que marca el deshacer una acción (suspender, omitir, oponer, etc.). En estos casos, una frase en negativo, desorientaría al público, a lo que convendría darles un giro, y redactarlas en positivo.

De esta manera, se extrae el problema principal que presenta las frases negativas que requieren un mayor esfuerzo para ser entendidas.

Aún así, la elección del modo de construcción de la oración dependerá en gran medida del contexto, así como de los gustos del autor, o el público al que se dirija el texto. Recuerda buscar siempre el entendimiento de tu obra, y la calidad de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿publicamos tu libro?

Contáctanos