el blog de prl

Cómo escribir una novela policíaca

blog

Cómo escribir una novela policíaca

Índice

Te ofrecemos las claves para escribir una gran novela policíaca.

La novela policíaca se puede considerar un género por sí mismo debido al éxito y al enorme desarrollo durante todo el siglo pasado, así como en la actualidad. Sin embargo, objetivamente hablando no es más que un subgénero dentro de las aventuras o la acción, lo cual no impide que lo sigamos amando y practicando en nuestro día a día.

Escribir una novela policíaca puede ser una tarea ardua, ya que debes esforzarte al máximo por retar al lector desde tu posición de escritor-narrador. Nos referimos a la complejidad que existe en elaborar una historia que no solo enganche, sino que también mantenga el desafío intelectual que supone el caso que estás relatando.

Desde Punto Rojo Libros vamos a intentar explicarte los entresijos de este maravilloso género, ¿estás preparado? Vamos allá.

Definición y tipos

En resumen, una novela policíaca es un género narrativo que suele estar protagonizado por un detective, un criminalista o incluso un periodista que investigan un conjunto de acontecimientos susceptibles de ser delitos. Asimismo, suele aparecer la figura de un antagonista, que es la némesis del protagonista, ya que está relacionado directamente con los hechos que se investigan.

Podemos comentar algunos de los tipos más reconocibles:

• Novela de enigma: tal y como dice la propia palabra, se trata de resolver enigmas después de ser planteados, observados e investigados. Desde un misterio hasta la revelación del culpable de un crimen.

Novela negra: tiene un componente más social y crítico, ya que ofrece la cara más dura del crimen.

Novela de suspense: los protagonistas adquieren el rol de víctimas, debido a que son expuestos a situaciones de peligro o a complots, donde nada pueden hacer.

Thriller: la tensión narrativa es la seña de identidad de este tipo de novelas, que suelen ofrecer tramas bastante complejas.

Empezar por el final es clave

Puede parecer una locura, pero escribir una novela policíaca de calidad dependiente en buena medida de esto. Si planteas el misterio puedes asegurarte de mantener atento al lector durante el comienzo de tu libro. A partir de ahí, vas desarrollándolo en base a tres puntos : Quién es el culpable , cómo llevó a cabo el delito y por qué lo hizo . Puedes abordar el modus operandi desde múltiples perspectivas, los errores, los detalles, la declaración de los testigos, etc.

La verdad como objetivo

La búsqueda de la verdad ha sido uno de los principales motores de la literatura universal, pero en las novelas policíacas adquiere una dimensión mucho mayor. El núcleo de cualquier obra de este estilo parte del misterio, del secreto que ha de desvelarse y que nos mantiene en vilo durante toda la lectura. Como escritor, debes también entender que el impulso de los personajes y la justificación de su existencia son aspectos que necesitan la misma atención que el propio misterio de tu relato.

El misterio

Un elemento fundamental es la intriga o el misterio. Hablamos del viaje que debe hacer el escritor para mostrar el quién y el cómo. La novela policíaca existe por esa intriga y por la continua expectación sobre cuál va a ser la siguiente revelación. Por ello, has de aprovechar hasta el más minúsculo párrafo para no concederle ningún respiro al lector. Pese a esto, hemos de resaltar un pequeño aspecto y es que desde principios del siglo XX existen dos corrientes, por un lado la del rompecabezas más común, representada por Agatha Christie y Arthur Conan Doyle, y por otro la del hardboiled, representada por Dashiell Hammett, donde el proceso de investigación llega a ser más importante que descubrir quién cometió el delito. Un ciego con una pistola y Ahí está Cosecha roja son ejemplos de la relevancia del cómo en las novelas policíacas. Asimismo, el por qué asume un rol clave para desarrollar una buena novela policíaca, por lo que debemos cuidarlo tanto como lo demás.

La acción

La novela policíaca es una constante descripción del entorno y de las personas que rodean a nuestros protagonistas. La narración conjuga esto con la investigación y la búsqueda de la verdad, por lo que escasean los monólogos interiores y la prosa cargada verbos y adjetivos. Tal es la relevancia de los personajes y su entorno, que el escritor ha de hacer una planificación previa para mostrar algo que trasciende la novela policíaca por sus rasgos realistas y sociales.

La trama

Aventura, acción trepidante, misterio, intriga, realismo, pesimismo, crítica social,… Todos son elementos necesarios para crear un buen argumento de novela policíaca, pero debes tener en cuenta dos aspectos por encima de los demás; el crimen que vas a contar y cómo vas a hacerlo. Como es obvio, debes precisar de esquemas y bocetos básicos con los que vas a poder hilar todos los argumentos. De esta forma, vas a poder fijar tu tema central y crear un mapa argumental en el que nunca te perderás a la hora de escribir. 

Nada es irrelevante

Atrapar al lector en todo momento exige pocas concesiones en la narración de nuestra historia. Todo está sujeto al argumento que pretendemos desarrollar y nada debería ser prescindible. Bien es cierto que, una novela policíaca como cualquier otro libro puede ofrecer divagaciones o reflexiones superficiales, incluso cambiar de rumbo a mitad de la narración, pero entonces no estaríamos hablando de una novela negra de calidad, ya que ni los crímenes ni los procesos judiciales garantizan tal cosa. Lo accesorio no existe o no debería hacerlo. Las reglas están para cumplirlas y si quieres buena literatura así debes hacerlo.

Los personajes

Uno de los grandes meollos de cualquier libro que se precie. Los personajes son un punto clave para escribir una buena novela policíaca. Debes conocerlos como si fueran miembros de tu familia, desde su pasado hasta su personalidad y su visión de la vida. Si logramos tener éxito en este sentido, nuestra historia avanzará con mucha más soltura y el lector lo agradecerá. Para conseguir tal cosa te aconsejamos emplear una biografía breve de los protagonistas, siguiendo un estilo similar a una ficha policial o a un currículum. 

La importancia de los diálogos

Un aspecto que nunca ha de menospreciarse, y menos en las novelas policíacas. En ocasiones, creemos que cuando hemos desarrollado unos buenos personajes y escenarios, todo lo demás sobra o no es tan relevante, pero nada más lejos. Al hablar, los personajes dicen igual o más que la propia narración, ya que nos enseñan la jerga, las costumbres o los distintos comportamientos. Asimismo, es importante resaltar la profesionalidad de nuestros protagonistas a través del lenguaje, como cuando intervienen policías o detectives. El diálogo es el espejo a través del cual miramos a los personajes y apreciamos sus miedos y sus preocupaciones. Recuerda que tampoco puedes abusar de un lenguaje demasiado coloquial o profesional, puesto que puedes perder la atención del lector.

La documentación

Este apartado es absolutamente imprescindible para que el lector se enganche y se crea la historia. La documentación ayuda en el objetivo de no caer en estereotipos o mimetismos fáciles que pueden desconectar de la lectura. Por ejemplo, si nuestra novela está ambientada en Inglaterra, será pertinente conocer los procedimientos judiciales propios de allí. Eso sí, no se trata de convertir nuestra novela policíaca en un manual o en una enciclopedia, pero es fundamental que cuente con unos elementos básicos para garantizar el realismo. Recuerda, la verosimilitud de tu obra puede marcar la forma en la que los lectores aprecien tu obra. Puede ser la diferencia entre un Best Seller y una obra de paso.

El mundo criminal

En una novela policíaca es capital desarrollar una trama donde el mundo del crimen sea coherente consigo mismo. Los métodos de los criminales han de ser realistas al igual que el resto de elementos de la sociedad que hemos construido. Asimismo, la conclusión o el desenlace de cualquier delito debe ser razonables, por lo que todo lo rocambolesco, exótico o conspiranoico queda en un segundo plano. La corrupción institucional, los delitos fiscales o las tramas mafiosas copan el conjunto de argumentos de las novelas policíacas actuales. La novela negra sirve como reflejo y denuncia de estos aspectos que caracterizan a nuestra propia sociedad.

Último consejo

Debemos advertirte; no valen trampas o trucos. El escritor y el lector tienen un acuerdo tácito, puesto que ambos asumen que se debe plantear un desafío que posteriormente será resuelto a través del desarrollo de las páginas. Esta complicidad exige al escritor no engañar al lector en ningún momento, como puede suceder con el recurso del Deus ex machina. Debes centrarte en divertir y emocionar, porque así es la buena literatura, no lo olvides.

Esperamos que con estos consejos te animes a escribir una gran novela policíaca.

Preguntas frecuentes sobre cómo escribir una novela policíaca

1. ¿Cómo escribir una novela policíaca?

Es fundamental tener en cuenta varios elementos ; la búsqueda de la verdad, la conservación del misterio, la creación de personajes complejos, el correcto desarrollo de la acción, la elaboración de buenos diálogos, la documentación y el crimen que vas a contar.

2. ¿Qué es una novela policíaca?

Hacen referencia a un género narrativo, cuyos protagonistas suelen ser detectives , investigadores privados, policías o incluso periodistas. Estos personajes se enfrentan a su némesis, el antagonista de la obra, cuyos crímenes son el motor de la historia. Toda la novela gira en torno al descubrimiento de los distintos aspectos que marcan ese crimen.

3. ¿Cuál es el mejor tipo de novela policíaca?

Existen algunos tipos que te pueden interesar; de enigma, negra, de suspense o thriller. Todas ellas comparten el misterio y la figura del investigador , pero unas son más críticas, y otras cuentan con más tensión narrativa.

4. ¿Qué personajes utilizo en mi novela policíaca?

Conviene resaltar que la mayoría va a estar asociado al mundo del crimen , tanto en el lado de quienes lo combaten, como en el de aquellos que lo cometen. Eso sí, todos los que vayan a asumir un papel protagonista deben ser profundizados y tratados con la suficiente complejidad como para que el lector sienta que los conoce y entiende.

5. ¿Cuáles son los primeros pasos para redactar una novela policíaca?

Identifica el tipo de crimen que vas a contar, esquematiza cómo se van a relacionar con eso mismo los personajes y luego documéntate para crear una historia lo suficientemente realista para que el lector se enganche y se emocione con tu relato. 

6. ¿Cómo publico mi novela policíaca?

Ya sabes todo lo necesario para empezar a escribir , pero ahora toca conocer qué debes hacer en caso de querer publicar tu novela policíaca. No te preocupes, en Punto Rojo Libros os ofrecemos el mejor servicio de autoedición del país. Contamos con todos los recursos y trabajadores para que así sea, por lo que no dudes en contactar con nosotros a través de nuestra web y redes sociales. Te estaremos esperando encantados. Suerte con la escritura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿publicamos tu libro?

Contáctanos