Reflexiones en Ética

Francisco Javier Estebaranz García
Las Sociedades no son justas, solidarias y amables porque una ideología, un código moral o una carta de derechos y deberes así lo promulgue. Las sociedades son justas y solidarias cuando los individuos que las integran son justos, solidarios y amables. Entonces hacen falta muy pocos códigos, normas y teorías morales, que serán, no obstante, útiles como marco de referencia inspirador.
Esta es una de las claves necesarias para fundamentar adecuadamente la moral, que este libro propone al lector. Es el individuo, quien en la aprehensión profunda de su existencia, puede determinarse moralmente, y podrá hacerlo desde su libertad interna, aquella que le permite elegir lo que piensa, lo que siente y lo que hace; aquella que de forma autónoma e independiente de contextos y circunstancias le permite elegir las actitudes que tomara ante los acontecimientos y circunstancias de su devenir personal.
En la vida moral es lógico que no haya uniformidad al principio del camino, porque sería absurdo buscar la uniformidad en los valores de partida. Al principio del camino solo existe el compromiso formal. La confluencia ética se da al final de los caminos, si el compromiso con los valores elegidos es firme y su realización honesta.

Disponible en papel

Comprar libro en El Corte InglésComprar libro en FNACComprar libro en Casa Del Libro

Disponible en digital

Comprar libro en El Corte InglésComprar libro en FNACComprar libro en Casa Del Libro

Libros similares