Los dioses regresaron por el mar del oriente

Juan Pulgar García
El 22 de abril de 1519 llega Hernán Cortés a las costas de México con una expedición que contaba con alrededor de medio millar de castellanos y que había sido costeada casi en su totalidad por él. Allí funda la ciudad de Veracruz.
El 8 de noviembre de ese año es recibido en Tenochtitlan, capital del Imperio Azteca o Mexica, por Moctezuma II, Tlatoani (rey o emperador) de dicho imperio.
Unos veinte meses después, el 13 de agosto de 1521, Cortés se había apoderado de la capital y del imperio Azteca, que ocupaba un territorio mucho mayor que la península ibérica y que habitaban unos 15 millones de personas.
¿Qué hubiera ocurrido si, tras la sorprendente conquista del imperio mexicano, Hernán Cortés hubiese proclamado la independencia de la Corona Española?
Basándose en unos hechos históricos, el autor traza un relato de ficción, pero con tintes de verosimilitud, que de haberse producido hubiera cambiado la historia del mundo del siglo XVI.
Finalmente hace una reflexión sobre la historia del Méjico postvirreinal, tratando de desmontar los prejuicios antiespañoles que aún perviven en una parte de la sociedad de ese gran país que es México.

Disponible en papel

Comprar libro en AmazonComprar libro en El Corte InglésComprar libro en FNAC

Disponible en digital

Comprar libro en AmazonComprar libro en El Corte InglésComprar libro en FNACComprar libro en Casa Del Libro

Libros similares