Ángeles Rotos

José Manuel Vargas
Cuando a Pablo le diagnosticaron parálisis cerebral, con tan solo unos meses me prometí no llorar. No podía permitirme perder el tiempo con llantos, necesitaba todas las horas del día para trabajar con él y para él. Ahora que me falta me ha ocurrido lo mismo, no he llorado. Me he puesto a escribir sobre él buena parte del día para que no se me olvide ni a ninguno de los que lo conocieron.
No soy escritora y este pequeño libro no tiene mucha riqueza literaria. Mi interés por escribirlo solo ha sido ese recordar a Pablo y no olvidarlo. Estos escritos son las lágrimas que no brotaron de mis ojos cuando se me fue. Es un homenaje a mi hijo por todo el amor que, sin saberlo, nos ha dejado. Mis experiencias también pueden aportar algo a los padres jóvenes que empiezan en este duro pero gratificante camino.

Disponible en papel

Comprar libro en Amazon

Disponible en digital

Comprar libro en FNAC

Libros similares