Al dios de los chicos locos

Armando Rabazo
_x0093_AL DIOS DE LOS CHICOS LOCOS_x0094_ es la historia de una rendición. Su protagonista, como el personaje de Wells, regresa a Madrid sin más trofeo que una flor marchita. Ha dejado de beber, de fumar, de tomar drogas y de tratar con desconocidos, por lo que le sobran veinticuatro horas de cada día. Para colmo, ha dejado de reconocerse en los espejos y en las maletas que arrastra. Sólo quiere dormir: dormir hasta morirse. No engaña en ningún momento con otras intenciones: es su única nobleza. La vida, sin embargo, le sorprende con un premio de consolación: el cariño inesperado de otro prójimo, uno grande como un oso, que tampoco atraviesa un bello verano. A partir de aquí, el relato se convierte en una suerte de viaje hacia el origen para cerrar el círculo que lo explique todo: los fantasmas a los que debemos enfrentarnos cada día; la tristeza a crecer irremediablemente; el pánico a la soledad y la incapacidad, al mismo tiempo, de construir con otras relaciones sólidas; la diferencia entre lo bueno y lo malo, entre la sensatez y la locura, entre lo real y lo inventado. Se trata, en suma, de una estremecedora novela sobre la incapacidad para vivir, tan hermosa y tierna como implacable y feroz.

Disponible en papel

Comprar libro en AmazonComprar libro en El Corte InglésComprar libro en FNAC

Disponible en digital

Comprar libro en AmazonComprar libro en El Corte InglésComprar libro en FNACComprar libro en Casa Del Libro

Libros similares