Juan María de la Fuente Nogales

Juan María de la Fuente Nogales

Nacido en Granada, tres meses antes de que el hombre pisara por primera vez la luna y protegido bajo el signo del carnero, este recién estrenado autor empezó a coleccionar en grandes álbumes, experiencias únicas desde su más tierna infancia,
-Tierna?.
Un niño inquieto, nacido fuera de época y que desde su más temprana edad siempre estuvo a la búsqueda de experiencias y vivencias en las que el riesgo era un aliado que siempre iba de su mano.
Decía un amigo de su infancia: "Juan era un niño que siempre estaba buscando el riesgo, pero que sin explicación aparente, siempre salía airoso de todos los problemas".
Un adolescente que tras superar una serie de conflictos personales y familiares que le marcaron su ya más que difícil supervivencia, fue buscando con mas tropiezos que aciertos, su ubicación en el puzle de la vida. Huérfano de vanidades y con aires egocéntricos, se enfrento con la realidad, viviéndola como una auténtica carrera de obstáculos, en la que después de cada caída, había una gran remontada. Un gigante con pies de plomo que un día, perdiendo uno de ellos se transformó en licántropo, volviéndose más visceral y desafiante que nunca. Y en esta metamorfosis, el gusano se transformó en la "Acherontia atropos" con capacidad de volar a cualquier parte del mundo y decidió virar de nuevo el timón para surcar, como buen Argonauta, los mares más lejanos y desconocidos.
Ya adulto pero aún madurando, apareció en su vida un nuevo compañero de viaje, forjado a sangre con él y que de una patada, lo cambiaría todo y sería su vela mayor para el resto de la travesía, fue entonces cuando decidió reordenar su caos existencial y depurar al máximo su pirotécnica mente, con publicaciones y artículos en periódicos locales, en libros, revistas científicas y de investigación, charlas y conferencias en diversos países del mundo. Y para colmo y casi dando por finalizada su sacudida mental, decide dar un paso más y enterrarse entre montañas de apuntes, para incorporarse al Real Cuerpo de los Inspectores de Sanidad, donde ejerce esta profesión actualmente.
Y como no hay dos sin tres y los retos lo ponen, decide gastar el resto de las neuronas que aun siguen haciendo de las suyas en su cerebro y decide cumplir otro de sus sueños de adolescente, publicar la trilogía de las Crónicas del Farmauta, en las cuales expresa su personal opinión sobre el comportamiento humano y da someras pinceladas sobre su mimética personalidad.

Todos los libros de Juan María de la Fuente Nogales