La lluvia siempre vuelve

La lluvia siempre vuelve

La lluvia siempre vuelve, es la historia de María Romero, una afamada jueza de los juzgados de lo penal, que vive recluida en sí misma evitando el contacto con el género humano que tanto daño le hizo. Los sucesos vividos en su niñez y adolescencia la han marcado de por vida y debe luchar para liberarse de esos fantasmas que siempre la acompañan, para lo que contará con una amiga incondicional. La lluvia Siempre vuelve es una historia desgarradora acerca de las miserias del ser humano y a la vez de superación y de exaltación de la amistad, llevada a niveles extremos.

Características papel.

ISBN/13: 9788419342324
Número de páginas: 382
Tamaño: 150X210
Precio: 17.50€

Emilia González Carrión

Emilia González Carrión

Emilia González Carrión, nace en Casas del Cerro, una pedanía de Alcalá del Júcar (Albacete) en 1958, donde compagina la ayuda a sus padres en las tareas del campo, con sus estudios de bachillerato. A la edad de 17 años se traslada junto con su familia a la ciudad de Alicante, donde más tarde cursa sus estudios de Derecho. Desde su graduación se dedica profesionalmente al ejercicio libre de la abogacía hasta que, tras superar duras oposiciones, consigue ingresar como funcionaria en la Generalitat Valenciana, donde desde el año 2000, hasta hoy, ocupa diferentes puestos de responsabilidad. Desde pequeña ha sentido verdadera pasión por las letras. Le gustaba escribir cuentos y relatos cortos, con la única pretensión de disfrutar mientras lo hacía. Con la misma pretensión escribió La lluvia siempre vuelve que es su primer trabajo literario que se ha decidido a publicar. Está escrito hace mucho tiempo y nunca hubiera salido del disco duro del portátil de su autora si no hubiera sido por la promesa que le hizo a una persona muy especial.

¿Querrías publicar con Punto Rojo Libros?

Cuando decidimos expresarnos comunicando nuestro conocimiento, de la mano de la palabra escrita, estamos dando paso a una nueva forma de vida o a una nueva manera interpretar un determinado hecho. Publicar un libro, en cierto modo, nos hace inmortales. Nuestras palabras sobrevivirán a nuestro tiempo en esta tierra. Tu libro, mientras exista, estará ahí para recordarte. Y tú siempre estarás vinculado a él de forma eterna. Porque amas a la literatura y porque la literatura te ama a ti, lo que quieras decir, hazlo saber con un libro.