911 413 306 622 843 306
info@puntorojolibros.com
Directo de las estrellas

Directo de las estrellas

Me senté al borde del precipicio y no,no estaba sola, estabas tú. Mirábamos al cielo sabiendo que tarde o temprano la cuenta atrás que tanto atrasamos llegaría, y nos avisaba el aire, que venia lleno de recuerdos.
Nos miramos, no sabíamos que decir, pero no era nada nuevo, eso ya venia de antes, de aquellas sonrisas y lágrimas. Nos quisimos, me quise, te quisiste, pero algunas veces los terrenos son tan inestables que el terremoto es inminente.
Y quien no ha estado al borde del precipicio buscando mil y una maneras de dar un paso atrás. Nosotros nos teníamos y era la excusa perfecta para no lanzarnos. Porque nos teníamos.
Desviamos la mirada y una estrella cruzo nuestro cielo, ahora dime, ¿Cuántos deseos te ha costado olvidar?.

Características Papel

ISBN/13: 9788417848781
Número de páginas: 154
Tamaño: 150X210
Precio: 14.00€

Disponible en papel 14.00 €

Disponible en eBook

Esther Giménez Vaquero

Presentarse al mundo. ¿Cómo se hace eso? ¿Diciendo tú nombre? ¿Tú edad? ¿Tú lugar? Ese que tanto cambió. Quizás si te presentas en alcohólicos anónimos y te sales de estas preguntas serás alguien normal aunque no lo creo, si no tendrías el adjetivo de loco impuesto con una medalla y trompetas en tu honor, y créeme que de eso sé bastante. Creo que con mi nombre es suficiente, me llamo Esther, aunque eso ya lo has visto y mi animal preferido es la mariposa. No es importante, para ti, para mi es la razón de muchas cosas, es esa mariposa que con su aleteo revuelve almas y desarma conciencias, ese animal libre, frágil y solitario. Tengo 17 años, y con 15 descubrí que mi crisálida ya se rompía. Aquí está el resto, el vuelo está sin planear, pero he conseguido ver la luz en la tierra del Quijote, nada mas adecuado para la locura. Ten cuidado que con el aleteo más pequeño la mariposa rompió lo establecido. Advertido quedas. Pero quédate que su despertar será magistral.

Lectores que se interesaron por este libro, también lo hicieron por estos