911 413 306 622 843 306
info@puntorojolibros.com

Registro de ISBN editorial y trámites legales

Las ventajas que ofrece la inscripción en Registro son, además de proporcionar una prueba cualificada de que los derechos inscritos existen y pertenecen a su titular, salvo que se demuestre lo contrario, la de dar publicidad a los derechos inscritos. Se debe presentar una solicitud ante el Registro de la Propiedad Intelectual y pagar una tasa. El modelo de solicitud así como la documentación que hay que acompañar en cada caso, se facilitan en el Registro General de la Propiedad Intelectual. El ISBN (International Standard Book Number, en español, Número Estándar Internacional de Libros o Número Internacional Normalizado del Libro) es un identificador único para libros, previsto para uso comercial.

Además, el ISBN mejora la tarea de sistematizar la producción editorial, supone una ayuda cómoda a la labor logística.

Por tanto, el cifrado de cada ISBN nos permite una rápida identificación de cada libro que deseemos buscar. Debemos puntualizar que este código no se ajusta a cada obra en concreto, sino que es el registro de cada edición de la misma. En este sentido, en función de la edición del libro, el ISBN será diferente, aunque el libro sea el mismo.

Igualmente, es un código que mejora en gran cantidad el trabajo de las distribuidoras y las librerías. Tal es la ayuda de este código que muchos libreros optan por trabajar con libros que solo tengan ISBN, por la rápida localización que supone el tenerlos.

Todos los libros del mercado, disponibles para el público en general, pueden poseer un ISBN. No importa en absoluto que el ejemplar vaya destinado para la venta o sea gratuito. Incluso capítulos toman uso del ISBN, si así lo desea su autor.

Dentro del apartado de los ebook, al igual que la edición en papel, tampoco es obligatorio. Hay algunos casos de librerías en internet que no requieren libros con este código. Aunque cada vez son más los casos que requieren el ISBN para formatos en eBook sobre todo por la comodidad que supone trabajar con ellos.

Los ISBN contaban con 10 dígitos en total hasta 2007. A partir de esa fecha se impuso la totalidad de 13 dígitos. Este código se realiza utilizando una fórmula matemática específica que introduce un número de control que es el que valida el código.

El ISBN se forma de cinco elementos espaciados entre sí por un espacio o un guion. Además, tres de ellos pueden mostrar una longitud desigual. Estos son los elementos que exhibe siempre este ejemplo de código.

Desde Punto Rojo Libros nos ponemos en contacto con la Agencia Nacional para obtener el ISBN y te registramos tu libro en el depósito legal sin ocasionarte incómodos papeleos y tediosas esperas.

services-detail-img