Tarjetas de visita

Cuando organizamos el I Congreso de la Autoedición en Sevilla, con la confluencia de escritores, libreros, distribuidores y editores, nos dimos cuenta de la importancia que tiene para un escritor contar con su propia tarjeta de visita, y nos lanzamos al diseño de tarjetas personalizadas para nuestros escritores. En ellas, además de tus datos, incluimos las imágenes de tu obra en un acabado perfecto y novedoso, dándole así un toque de distinción y originalidad. Sin duda alguna, es el mejor instrumento para que te recuerden a ti y a tu obra. Podrás tener 100 tarjetas a partir de 300 ejemplares.

Las tarjetas de visita siguen siendo un complemento importante y pueden ser ese perfecto aliado para toda la información que incluimos en la red de redes, internet.

Piensa en una reunión, que asistes a una sesión de networking o que simplemente te presentan a una persona relacionada con tu actividad de escritor. Es complicado que puedas mostrarles en ese momento tus redes sociales, así que la tarjeta de visita es fundamental aquí. Además, en la tarjeta vendrán reseñadas las redes sociales para que puedan ampliar la información.

Por todas estas cuestiones, tendremos que tener buen gusto a la hora de hacer un buen diseño de la tarjeta de visitas. Tienen que hablar bien de nosotros y además mostrar determinados rasgos de nuestra personalidad. Para esta cuestión incluso puedes introducir una pequeña reflexión que hayas utilizado o una frase de tu libro, algo que sea significativo de ti.

El diseño tiene que ir marcado por el estilo que queremos trasmitir en ella. No podemos tener contradicciones en este sentido pero sí llamar un poco la atención, aunque seas una persona reservada. Ante todo, tienes que elegir un papel que sea resistente. El lugar que ocupe, una vez se la entregues a su destinatario, puede ser de lo más variopinto y tiene que soportarlo para que no se rompa.

Destaca con otra tipología de letra aquello que quiere que destaque por encima del resto y utiliza las dos caras de la tarjeta. Eso sí, recuerda no sobrecargarla en exceso porque esto puede ser contraproducente. Está claro que puedes introducir, de una forma elegante, la portada de tu libro o incluso tu logotipo de escritor, en el caso de que lo tuvieras diseñado.

Nuestros expertos diseñadores podrán echarte una mano a la hora de solicitar tus tarjetas de visitas y no correrás con el riesgo de equivocarte.