911 413 306 622 843 306
info@puntorojolibros.com

Tapa dura

Sin duda alguna, la tapa dura siempre es una de las características que hacen que un libro cobre un valor añadido. Lo hacen mucho más atractivo y ayudan a la lectura del mismo, es la opinión que guardan sobre esta opción muchos escritores y lectores. Obviamente, es una de las calidades que más hacen aumentar el coste final de los ejemplares y muchos escritores deciden declinar esta vía para no alterar su presupuesto. En Punto Rojo Libros estamos dispuestos a regalarte 3 ejemplares en tapa dura, totalmente gratuitos, a partir de 500 ejemplares.

La tapa dura es una encuadernación realizada sobre un cartón para realizar una cubierta rígida y perdurable. Suele tener un grueso de entre 2 y 4 mm y está recubierta con papel tanto por la cara externa del libro, forrando la cubierta, como por la cara interna, donde se colocan las guardas.

Las guardas son hojas de papel quebradas por la mitad que se sitúan en la portada y en la contraportada para unir el libro y la tapa. Van pegadas al interior de la portada y la otra al cuerpo del libro, sosteniendo en ellas todo el peso del ejemplar. Lo más común es que sean de un papel de diferente gramaje y color al que se haya utilizado para la realización del libro en sí.

La elección de realizar un libro en tapa dura responde a diferentes motivos según busque el autor. Como ya hemos comentado anteriormente, le otorga un cierto prestigio pero también responde a una función de comodidad si el libro es demasiado grueso, además de propiciarle menos deterioro por esta razón.

La tapa dura es muy propicia para tiradas pequeñas o si quieres dar un valor añadido a tu lectores. Puedes crear una tirada en tapa dura y catalogarla como una edición especial de ejemplares. Esto podría ser una herramienta de promoción de tu obra y de esta manera poder tener una mayor y mejor difusión.

No existe un género específico para la edición de tapa dura. Frecuentemente se utiliza para manuales, diccionarios, enciclopedias o libros con un volumen importante. Las ediciones de libros fotográficos suelen recurrir a la tapa dura porque necesitan conservar el estado del libro durante muchos años.

Dentro de todas las dudas que pueden surgirte para la elección de tapa dura o no, lo primero que debes pensar es en la utilidad que quieres que tenga en tu libro. Ponte en contacto con nosotros para que podamos asesorarte y aciertes de pleno en la elección que realices.