911 413 306 622 843 306
info@puntorojolibros.com
Watch, entre el cemento y el pasto

Watch, entre el cemento y el pasto

¿A qué estarías dispuesto para alcanzar tus sueños? A esta pregunta se enfrenta nuestro personaje. El camino más rápido y directo no tiene porqué ser el más sencillo. En la vida, todo tiene un precio. Su espalda será la que determine el peso que sea capaz de portar, del mismo modo que su propia conciencia le permitirá ser lo suficientemente escrupuloso como para no vender su alma al diablo. Su evocadora sonrisa, no siempre será suficiente para justificarse moralmente ante su debilidad. La duda es la que marca su camino.
Por el contrario, nuestro segundo personaje no duda. El pulso no le tiembla. No hace prisioneros. Jamás se mancha. Sabe cuál es su punto de inicio y cuál es el final del camino, y que él siempre llegará el primero. ¿Su conciencia? ¿Acaso la tiene quien no se detiene ante nada ni nadie? No sale a jugar.   [Ver más...]

Características Papel

ISBN/13: 9788417237462
Número de páginas: 336
Tamaño: 150X210
Precio: 14.99€

Disponible en papel 14.99 €

Disponible en eBook

Ángel Manuel Santamaría Ortiz

Ángel Manuel y Francisco llevan vidas paralelas. Ambos nacieron en el mismo año (1978), el mismo mes (Abril), eso sí, bajo distinto signo. El primero es Aries y el segundo tauro. Quizá ese sea el origen de su tozudez y perseverancia a la hora de luchar por sus sueños. Nacieron en Madrid, y han residido en su zona sur desde entonces. Ángel Manuel en Leganés y Francisco en Parla. Se conocieron trabajando en una fábrica de Parla, y allí comprendieron que todo el camino recorrido, todas las vueltas y atajos les habrían llevado a ésa fábrica, a ése turno y a ese equipo de trabajo más tarde o más temprano. Las charlas diarias, el trabajar a gusto con grandes amigos, y un jefe que también lo es e incluso hace un cameo en su primera obra (el doctor de la Riva), su convergencia en muchos temas, deporte, social, música, les llevaron a profundizar en una amistad que ha desembocado en esto. En construir y generar relato ficción en un universo propio al ritmo de música rock, como afirman ambos. De hecho, las referencias musicales son una constante en sus escritos. AC DC, Metallica, Pantera, The Black Keys, Eagles of Death Metal, Franz Ferdinand o Arctic Monkeys son solo algunos ejemplos de la música que casi puedes escuchar entremezclados en los diálogos de sus extremos personajes que, a buen seguro no desentonarían con los músicos de dichas bandas. Estos 'hermanos' (así se refieren al hablar el uno del otro) han formado una dupla que trabaja desde una doble vertiente. La literaria y la visual. Ángel Manuel, escritor amateur amante de la serie negra, fantástica y de terror, y Francisco, pintor hiperrealista e ilustrador autodidacta que aporta su particular y descarnada visión de lo descrito por el primero, aparte de desarrollar conjuntamente las tramas, y dar vida a cada uno de los personajes. Apasionados del fútbol y de todo lo que su entorno mueve, investigan y desarrollan la primera trama de su trilogía en el fútbol modesto que ambos conocen a la perfección, como jugadores aficionados. Ángel Manuel, continúa ligado a él trabajando como técnico en categorías de formación de niños y niñas. 'El fútbol como elemento social de cohesión', una frase que se desliza en algún pasaje de WATCH. El uno sin el otro, quizá no hubieran dado el paso. Juntos, han iniciado si camino literario y forman un ente único en perfecta simbiosis. Un camino que apenas lleva unos metros. La carrera parece larga... pero promete. La ultramarathon de estos dos tozudos autores noveles se prevé fascinante. De ser tú, les acompañaría porque muy pronto, much@s hablarán de ellos...

Francisco Segura Morlán

Ángel Manuel y Francisco llevan vidas paralelas. Ambos nacieron en el mismo año (1978), el mismo mes (Abril), eso sí, bajo distinto signo. El primero es Aries y el segundo tauro. Quizá ese sea el origen de su tozudez y perseverancia a la hora de luchar por sus sueños. Nacieron en Madrid, y han residido en su zona sur desde entonces. Ángel Manuel en Leganés y Francisco en Parla. Se conocieron trabajando en una fábrica de Parla, y allí comprendieron que todo el camino recorrido, todas las vueltas y atajos les habrían llevado a ésa fábrica, a ése turno y a ese equipo de trabajo más tarde o más temprano. Las charlas diarias, el trabajar a gusto con grandes amigos, y un jefe que también lo es e incluso hace un cameo en su primera obra (el doctor de la Riva), su convergencia en muchos temas, deporte, social, música, les llevaron a profundizar en una amistad que ha desembocado en esto. En construir y generar relato ficción en un universo propio al ritmo de música rock, como afirman ambos. De hecho, las referencias musicales son una constante en sus escritos. AC DC, Metallica, Pantera, The Black Keys, Eagles of Death Metal, Franz Ferdinand o Arctic Monkeys son solo algunos ejemplos de la música que casi puedes escuchar entremezclados en los diálogos de sus extremos personajes que, a buen seguro no desentonarían con los músicos de dichas bandas. Estos 'hermanos' (así se refieren al hablar el uno del otro) han formado una dupla que trabaja desde una doble vertiente. La literaria y la visual. Ángel Manuel, escritor amateur amante de la serie negra, fantástica y de terror, y Francisco, pintor hiperrealista e ilustrador autodidacta que aporta su particular y descarnada visión de lo descrito por el primero, aparte de desarrollar conjuntamente las tramas, y dar vida a cada uno de los personajes. Apasionados del fútbol y de todo lo que su entorno mueve, investigan y desarrollan la primera trama de su trilogía en el fútbol modesto que ambos conocen a la perfección, como jugadores aficionados. Ángel Manuel, continúa ligado a él trabajando como técnico en categorías de formación de niños y niñas. 'El fútbol como elemento social de cohesión', una frase que se desliza en algún pasaje de WATCH. El uno sin el otro, quizá no hubieran dado el paso. Juntos, han iniciado si camino literario y forman un ente único en perfecta simbiosis. Un camino que apenas lleva unos metros. La carrera parece larga... pero promete. La ultramarathon de estos dos tozudos autores noveles se prevé fascinante. De ser tú, les acompañaría porque muy pronto, much@s hablarán de ellos...

Lectores que se interesaron por este libro, también lo hicieron por estos