¡Pase, pase!, Sr. Doctor “Vida y amores de un médico rural”

¡Pase, pase!, Sr. Doctor “Vida y amores de un médico rural”

La vida del Dr. Vicente transcurre entre el ajetreo de un médico rural de principios del siglo XX y la posibilidad de disfrutar de la naturaleza. En su trabajo tiene que lidiar tanto con un accidente de caza, como un parto complicado o las enfermedades infecciosas clásicas, con los pocos medios de la época preantibiótica.

La escasez de recursos se suplía con dedicación e improvisación. En la relativa tranquilidad del día a día irrumpe en el pueblo la devastadora pandemia gripal de 1918, que entre otras desgracias pondrá en sus manos a una joven, parienta lejana, que la gripe deja huérfana, lo que provocara una tormenta en su vida.
Una serie de equívocos pondrán a prueba su afecto, empañado por la tendencia sexual de ambos personajes.

Características papel.

ISBN/13: 9788419465047
Número de páginas: 298
Tamaño: 160x235
Precio: 19.00€

Jose Ignacio Martínez Ballarín

Jim, “el Ballarín” para los amigos, fue engendrado, unos meses antes de nacer, en el bello pueblo de Calateca. Luego nació en Zaragoza, porque para eso los de Calateca son como los de Bilbao, que nacen donde les da la gana. Un tiempo después, 34 años para ser exactos, cumplió esa edad y vio que esa cifra era buena, por lo que decidió que si el mundo quería seguir dando vueltas al sol era su problema, pero que él no iba a seguir contando las vueltas que daban otros: ni la tierra, ni el borrico en torno a la noria. Se hizo médico, como su padre y su abuelo, no por tradición, sino porque lo lleva en su naturaleza, un instinto inevitable, como el de las africanas codornices, que en cuanto los africanos centroeuropeos pasan el estrecho en dirección Sur, ellas lo hacen en dirección Norte, para ir a Calateca a pasar el verano. Licenciado por la Universidad de Zaragoza y Doctor por la de Barcelona intenta seguir a lo suyo, los pacientes, sin pensar (para no cortarse las venas) en lo que las autoridades sanitarias están convirtiendo a la Sanidad Pública. Algo había escrito de la Ciencia Médica, pero un día se le apareció el espíritu de su abuelo y le encargó esta novela, de la Vida Médica: para recordar como era la vida de la Medicina, con mayúsculas, hace un siglo y que miremos, con asombro, lo que hemos conseguido y recordemos, con tristeza, lo que hemos perdido.

¿Querrías publicar con Punto Rojo Libros?

Cuando decidimos expresarnos comunicando nuestro conocimiento, de la mano de la palabra escrita, estamos dando paso a una nueva forma de vida o a una nueva manera interpretar un determinado hecho. Publicar un libro, en cierto modo, nos hace inmortales. Nuestras palabras sobrevivirán a nuestro tiempo en esta tierra. Tu libro, mientras exista, estará ahí para recordarte. Y tú siempre estarás vinculado a él de forma eterna. Porque amas a la literatura y porque la literatura te ama a ti, lo que quieras decir, hazlo saber con un libro.