La educación de los hijos

La educación de los hijos

Resulta cuanto menos paradójico que nuestra sociedad actual esté configurada por una creciente diversidad cultural y, al mismo tiempo, se pretenda establecer de manera contundente la necesidad de un pensamiento único como fundamento básico para la convivencia pacífica y armoniosa de todos los que forman parte de la misma.
Para lograr este objetivo, el control de la educación es la piedra angular que ansían quienes pretenden sojuzgar y dominar el mayor número de asuntos de la vida de los ciudadanos, preferencia propia de todo sistema totalitario.
Por otra parte, una amalgama de factores converge tejiendo un tapiz compacto que impide ver la verdadera esencia natural del ser humano: necesidad de un lenguaje «políticamente correcto», búsqueda de una ética mínima, teorías neomalthusianas para el control de la población  [Ver más...]

Características papel.

ISBN/13: 9788416611140
Número de páginas: 276
Tamaño: 170X240
Precio: 19.00€

Disponible en papel 19.00 €

Disponible en eBook.

Rodrigo Ferre Bodí

Rodrigo Ferre Bodí

Rodrigo Ferre Bodí (Banyeres de Mariola -Alicante- 1966) lleva dedicado a la docencia desde 1992, año en que finalizó sus estudios teológicos. Con posterioridad ha compaginado sus quehaceres académicos con la formación en Filosofía y la específica del Pontificio Instituto Juan Pablo II para estudios sobre el Matrimonio y la Familia. Fruto de este aprendizaje e investigación es la obra que ahora se edita. En 2011 publicó la obra Lo que hay que saber: Nociones básicas de Religión, en la que expone de manera clara y sintética los rudimentos necesarios para conocer el cristianismo en cuanto elemento modelador de la civilización occidental.

Lectores que se interesaron por este libro
también lo hicieron por estos.

¿Querrías publicar con Punto Rojo Libros?

Cuando decidimos expresarnos comunicando nuestro conocimiento, de la mano de la palabra escrita, estamos dando paso a una nueva forma de vida o a una nueva manera interpretar un determinado hecho. Publicar un libro, en cierto modo, nos hace inmortales. Nuestras palabras sobrevivirán a nuestro tiempo en esta tierra. Tu libro, mientras exista, estará ahí para recordarte. Y tú siempre estarás vinculado a él de forma eterna. Porque amas a la literatura y porque la literatura te ama a ti, lo que quieras decir, hazlo saber con un libro.