911 413 306 622 843 306
info@puntorojolibros.com

El llanto del espigón

Felisa Urraca

El llanto del Espigón narra la historia de un personaje femenino, entrañable y cercano, al que le suceden cosas un tanto fuertes. La protagonista de la novela nos cuenta en primera persona una serie de infortunios que le suceden y de los cuales trata de construir su propia personalidad. La novela gira en un ambiente de pueblo pesquero ya que la protagonista es hija de pescadores. Su vida laboral se desarrolla en un psiquiátrico situado encima del acantilado, donde los enfermos son el eje principal de una gran parte de sus historias, en esta novela emotiva y de tema tan universal: La salud mental.

Disponible en papel

Disponible en eBook

Características Papel

ISBN/13: 9788417049591
Número de páginas: 152
Tamaño: 150X210
Precio: 12.00€

Felisa Urraca

FELISA URRACA. Nace en Bilbao 1954. Miembro de la Asociación Artística Vizcaína. Estudió arte y decoración en 1975. Se formó en artes plásticas en el museo de reproducciones de Bilbao y en el estudio Unzalu. En los talleres de "Udal Kultur Etxea" de la Diputación Foral de Vizcaya adquiere su formación como escultora. Participó con U.P.V. 2000 en el curso de "La escultura en el siglo XX" dentro de los encuentros de Arte y Kultura y en el 2001 con U.P.V. curso de "Escultura y Ciudad" y "Semiótica y museo". Artista polifacética y creativa pertenece también a la asociación de poetas vascos, habiendo editado en 1998 su primer libro titulado "Gritos y Fragmentos" y en 2013 su segundo libro titulado "Ecos del Recuerdo". Con más de 150 exposiciones en su haber, Felisa Urraca, encierra en su manera pausada pero sentida de expresarse, un algo cristalino y dulce que hace brotar de la pluma, de un pincel o barro inanimado trazos de vida. Entre la fuerza y la fragilidad se mueve su arte y su espíritu, que sólo nos exige un esfuerzo: detenernos frente a ella y dejarnos llevar por la poesía de sus imágenes. Jon Ander Acebedo (Cultura)

Lectores que se interesaron por este libro, también lo hicieron por estos