911 413 306 622 843 306
info@puntorojolibros.com
Ecos de un corazón

Ecos de un corazón

Sentimientos en prosa
Facundo Milla Ramírez

A los que me regalaron su amistad.
Vuela libre mi pensamiento, recordando a aquellos seres que la
amista me ofrecieron.
Luz que alumbra el destino, de este corazón inquieto,
Dibújame tú el camino, para que no pueda perderlos.
Ya me invade la nostalgia, de a aquellos que ya no veo,
Sueño con las vivencias, que en el tiempo se perdieron.
El sufrir que se comparte,
La mano. Que siempre tendido encuentro,
Las risas que compartimos,
Los sueños. Que se perdieron,
La ilusión de estar unidos, solo. Por los sentimientos.
Noto mi tiempo pasar. Recuerdo los que se fueron,
Otros que han de llegar,
O los que muy cerca tengo.
Que la amista es lo más grande,
Sí nadie.
Le pone precio.

Características Papel

ISBN/13: 9788418074592
Número de páginas: 222
Tamaño: 150X210
Precio: 14.99€

Disponible en papel 14.99 €

Disponible en eBook

Facundo  Milla  Ramírez

Facundo Milla Ramírez

Facundo. Hijo de José Milla y de Antonia Ramírez. Nació en MUNERA un pueblo de la provincia de ALBACETE, Un cinco de Abril del Año de nuestro señor de 1953. Y digo señor por qué es lo que te obligaban en aquella época a decir. Los señores del régimen, que mandaba en ESPAÑA. Bajo la tutela, del dictador, F. FRANCO. El diecinueve de marzo de 1962. Mis padres abandonaron las llanuras de la Mancha. Con seis hijos detrás, buscando mejor vida en la industria y no fundirse en cuerpo y Alma en esa vendita Tierra. Que no quieres estar en ella, y no puedes vivir sin mirarla. A medida que crecía tan bien crecía mi amor por los libros, que poco los entendía, ya que por no saber no-savia ni el significado de la palabra Cultura. Pero lo que sí que aprendí, fue a dejarme cincuenta años de mi vida trabajando en la industria del calzado. Para oír decir hoy halos que nos han mandado en los últimos sesenta años, que tenemos que darles gracias por tirar del carro de este país. Sin acordarse de los que no han tenido en la vida nada más que sufrimiento y trabajo, y viendo como yo. Parcharse mi tiempo de vida. Lleno de envidia por los que saben tocar música y oírla. Los que saben lo que es una buena pintura. O comprenden lo que es la buena literatura. De celos se llena mi Alma por aquellos que han podido sumergiese en los libros. Y ve ver de ellos. Y pienso, qué en el tiempo que nos tocó vivir a los de mi generación, la Cultura nos la quisieron robar. Pensando que el que no puede entender lo que le rodea no podrá pensar con libertad. Hoy escribo lo que en mi mente encuentro y no sé si lo que escribo es bueno o malo, por qué tan poco mi saber da para valorarlo. Pero sí que sé, que mi corazón sonríe. Cuando lo escribo, y lo leo.

Lectores que se interesaron por este libro, también lo hicieron por estos